Publicaciones

Un testimonio de vida llamado Jaidy
Red de Corresponsales noticias

Un testimonio de vida llamado Jaidy

(Emaús) El pueblo de Puerto Malabrigo se ha conmovido con el testimonio de vida que ha demostrado la pequeña Jaidy Loriany, sanada en Corea del Sur de un maligno tumor, que puso en zozobra a seres queridos. La historia con final feliz inició hace un año en esta zona del valle Chicama.

Con la ayuda del sacerdote de la parroquia Virgen del Carmen de Puerto Malabrigo, el padre surcoreano, Pedro Choi, la comunidad de fieles y los padres de la niña, se decidió trasladar a Jaidy al hospital St. Mary en Seúl de Corea de Sur; un país hermano que la acogió con mucho amor brindándole de manera desinteresada el apoyo total para su recuperación. Es así que el referido nosocomio se hizo cargo de los gastos de su tratamiento, del traslado a Corea y su posterior retorno a Perú.

La comunidad de Malabrigo organizó cadenas de oración para que Jaidy pueda salir exitosa de la operación. Así, el pasado 14 de agosto, la comunidad de Malabrigo salió temprano a las calles para recibir con alegría a la pequeña Jaidy.

Los pobladores y autoridades prepararon un recibimiento muy emotivo. El caso concitó mucho interés en la prensa surcoreana que cubrió todo el proceso de recuperación de la niña, el retorno a su ciudad natal e incluso el trabajo pastoral de los sacerdotes surcoreanos que trabajan en la Arquidiócesis de Trujillo.

Cabe agregar que tras su ciclo de recuperación, el embajador de Perú en Corea del Sur, el director del Hospital y el médico personal de Jaidy le rindieron una emotiva despedida en el hospital coreano. (Corresponsal: Luggi Alvarado)

Related posts

Deja una respuesta

Required fields are marked *

WordPress Theme built by Shufflehound. Copyright © 2017 Arzobispado Metropolitano de Trujillo Todos los Derechos Reservados