Publicaciones

¡La solución de tantos problemas!
NOTICIAS

¡La solución de tantos problemas!

(Por: P. Jaume Benaloy Marco- Director de Emaús).- El Sínodo extraordinario sobre la Familia, convocado por el Papa Francisco y celebrado durante el pasado mes de octubre, ha puesto de relieve la importancia de la familia para la sociedad y la Iglesia. Ha sido, sin duda, una ocasión propicia para afrontar los impostergables desafíos pastorales de la familia en el contexto de la nueva evangelización.

Más allá de las cuestiones presentadas en el aula sinodal y de las numerosas polémicas suscitadas, la buena noticia es que la Iglesia ha tomado conciencia del papel que juega la familia en el desarrollo humano y espiritual, en la vida de cada persona y en la convivencia social. Sin familia no hay futuro, porque es la raíz, la fuente y fundamento del ser humano y de la sociedad.

No hay congreso ni reflexión seria que pretenda analizar la situación actual que no acabe concluyendo que el origen de muchos problemas personales y/o sociales provienen en gran medida de la crisis familiar que caracteriza nuestra era. Este mundo está en crisis porque la familia está en crisis. Pero, atención, la familia no es el problema, sino la solución de tantos problemas que nos afligen hoy.

¡Es la hora de la familia! ¡Ella es una buena noticia para el mundo y la Iglesia! Cuidar la familia es prevenir los males del futuro, es evitar tantas depresiones y conflictos que conducen al alcoholismo y las drogas, es reducir la delincuencia y el fracaso escolar… apostar por la familia es anunciar con hechos que hay esperanza abundante.

Es por ello que hoy urge tomar con entusiasmo y responsabilidad los aportes del Sínodo extraordinario recién concluido. No son conclusiones definitivas, sino un primer diagnóstico para continuar la labor en la XIV Asamblea General Ordinaria del Sínodo de los Obispos que se celebrará en octubre del 2015. Entonces se tratará un tema muy relacionado: “Jesucristo revela el misterio y la vocación de la familia”.

Concluyó el trabajo en el aula sinodal, pero no todo está dicho ni hecho. Prosigamos orando y valorando, protegiendo y proponiendo la familia como el mejor patrimonio de la humanidad, ahora y siempre. 

(Publicado en Emaús, 2014) 

 

Related posts

Deja una respuesta

Required fields are marked *

WordPress Theme built by Shufflehound. Copyright © 2017 Arzobispado Metropolitano de Trujillo Todos los Derechos Reservados