Publicaciones

La familia es el primer Seminario
NOTICIAS

La familia es el primer Seminario

La formación sacerdotal tiene varias etapas, pero, sin lugar a dudas, hay una que nos marca: la primera, que es la familia.  La familia es el primer Seminario, porque es el espacio donde madura la opción vocacional, donde escuchamos con mayor fuerza la llamada de Dios.

Papá y mamá son los primeros formadores; los hermanos son los primeros que comparten con nosotros la maravillosa experiencia de la vida; nuestros abuelitos, nuestros primeros directores espirituales, nuestros tíos aportan variedades de cosas en nuestra formación, como llevarnos de paseo, enseñarnos a leer, ir a Misa, incluso a realizar deportes.
El Día de la Madre fue una experiencia enriquecedora, pues tuvimos la oportunidad de valorar lo que ellas son y hacen por nosotros: rezan por nuestra vocación, mantienen siempre su deseo de que salgamos adelante, y que estemos más cerca de Dios. En las celebraciones por el Día de la Madre los seminaristas compartimos la Eucaristía, cantos, poesías, juegos. Nosotros elevamos una plegaria al cielo por nuestras madres.
Para el Día del Padre esperamos que esta experiencia se repita en nuestro Seminario; pues ellos son la imagen de Dios Padre. Tienen una gran importan-cia en nuestra formación humana y cristiana. Nos enseñan a obedecer, a vivir en fidelidad, a realizar tareas como el trabajo y el amor a la familia.
¡Papá y mamá, gracias por hacer de mí un hombre de bien y apóstol de Cristo!. (P. Hipólito Purizaca)

Related posts

Deja una respuesta

Required fields are marked *

WordPress Theme built by Shufflehound. Copyright © 2017 Arzobispado Metropolitano de Trujillo Todos los Derechos Reservados