Publicaciones

El tiempo de Adviento y Navidad en medio de la pandemia
Sin categoría

El tiempo de Adviento y Navidad en medio de la pandemia

 

Muy queridos hermanos en el Señor, reciban cordiales saludos de todos los que trabajamos en nuestra querida Arquidiócesis de Trujillo. Nos preparamos nuevamente en este tiempo de Adviento para celebrar juntos la fiesta de navidad, el nacimiento del Señor en nuestras vidas.

Este año 2020 desde el mes de marzo hasta ahora, aún con miedo, con dolor y tristeza por la causa de la pandemia mundial, que en consecuencia nos ha traído la crisis sanitaria, económica, social y política. Nos animamos a seguir soñando por un Perú mejor en todas sus posibilidades de desarrollo y crecimiento económico, pero, basado en la justicia social, en la construcción moral y espiritual tanto de los niños como de los jóvenes de nuestro país, así como en los valores cristianos y humanos. Creemos que nuestro país es más grande que nuestros problemas, porque siempre hemos sabido superar nuestras crisis de toda índole.

Pero también nos encontramos con un gobierno en transición y preparándonos para las elecciones presidenciales del 2021 y a la vez nos preparamos para celebrar el bicentenario de nuestra independencia del Perú. ¡Viva el Perú!

La elección de nuestro futuro presidente del Perú nos lleva a un discernimiento personal y comunitario, ¿Quién sería la persona más idónea para gobernar a nuestro país?: Me atrevo a escribir como ciudadano común y corriente, que transita por este mundo, pero a la vez como servidor del Señor, afirmo lo siguiente: Que sea una persona bien preparada profesionalmente, un gran líder que ame a su país y a su gente, que respete la ley, las buenas costumbres, la libertad de culto y la religión católica. Al mismo tiempo, que sea una persona honesta y leal, que busque la unidad, el bien común para todos, y que no tenga ninguna denuncia, ni juicios pendientes ,etc. Agradecemos a nuestros hermanos del cuerpo médico del Perú, los policías, los militares, a todos hombres y mujeres de buena voluntad porque han estado en la primera línea auxiliando a los enfermos con Covid-19 y oramos por todos aquellos que sacrificaron sus vidas ayudando a los demás, que descansen en paz.

En este tiempo difícil les invito a seguir cuidándose, respetando el protocolo, el buen uso de la mascarilla y considerando el distanciamiento social; del mismo modo, mantener la higiene personal, ya que todavía no ha llegado la vacuna. Esta pandemia nos ha cambiado la vida, nos ha hecho constatar que somos frágiles, por eso se hace necesario el cuidado de la casa común, la familia y la madre tierra que está en peligro. “Es la hora de actuar, porque mañana puede ser tarde”.

Por tanto, les invito a vivir el Adviento como el comienzo del año litúrgico en la Iglesia, avivando la espera del Señor, ya que la Navidad es reconocer que Dios se ha hecho Hombre entre nosotros para salvarnos del pecado. Dios no sólo nos perdona los pecados, sino que con su venida nos abre también un cielo nuevo y una nueva tierra. Por tanto, vivir la Navidad es vivir con alegría nuestra amistad con Dios, pero a la vez es vivir en una conversión permanente, confiando que Él nos espera siempre con amor y misericordia.

Navidad es alegría y paz, pero a la vez oportunidad de cambio de vida, de compromiso desde seguir a Jesús, viviendo la fe y perdonándonos unos a otros. Así cumplimos el mandato de Cristo: amar a Dios y al prójimo, siendo cada día más positivos en nuestros compromisos.

Les deseo una buena celebración de Navidad, y que Jesús nazca en nuestras vidas. Muchas bendiciones para todos/as en nuestra Arquidiócesis de Trujillo. Estos son mis sinceros deseos.

 

+ Mons. Timoteo Solórzano MSC
Obispo Auxiliar de la Arquidiócesis de Trujillo.

Related posts

Deja una respuesta

Required fields are marked *

WordPress Theme built by Shufflehound. Copyright © 2017 Arzobispado Metropolitano de Trujillo Todos los Derechos Reservados