facebook twitter icon youtube256

¿Qué es la vida consagrada?

vida consagrada(Emaús) Dios nos llama a la existencia, a la Vida Cristiana en la Fe por el Bautismo, a una misión personal y concreta en la Iglesia que nadie puede hacer por nosotros, y con la Confirmación nos da la Fuerza de su Espíritu para realizarla.

Dios nos exige desinstalación, despojo total, riesgo, esfuerzo, valor, compromiso, respuesta personal para realizar la Alianza con Él.
Dios nos llama pero no obliga a nadie, deja en libertad de responderle cada día y nos dice: “Si quieres ser perfecto, ven y sígueme.” (Mt 19,21).

Cuando Dios llama, es terrible cerrar el corazón a su Voz y rechazar su invitación Divina.

La vida consagrada no es…
No es el camino de los que no valen para el mundo de los negocios, sino de los que renuncian al mundo para dedicarse al único negocio importante: El Reino de Dios, su Justicia y la salvación de las almas. Necesitamos venderlo todo para poseer el TODO (Mt 13, 44).

No es un arte de vivir sin trabajar. Nuestro Amado Padre Celestial nos invita a trabajar en su Viña en distintas horas. (Mt 20, 1-16). Nos invita a un desinteresado trabajo para el bien espiritual de la humanidad.

No es un refugio, sino buscar el Ideal más alto: “Sed perfectos como vuestro Padre Celestial es Perfecto” (Mt 5, 48), porque nada de este mundo llenó nuestro corazón sino sólo el Amor Infinito de Dios nuestro Padre.

No es el refugio de los que no sienten inclinación al matrimonio, sino al contrario, es el lugar de cita de los que renuncian a los goces terrenos por un ideal más alto: La Familia de los hijos de Dios. No es carencia de amor, sino sobreabundancia de Amor Puro y Divino, buscando lo que no perece (Col 3,2).

No es el camino de los que han nacido Santos, sino la senda de los esforzados y arriesgados, “El Reino de los Cielos sufre violencia y sólo los violentos lo arrebatan” (Mt 11,12). El Santo es el que cada día comienza su jornada de Santidad y Perfección porque no es Santo el que nunca cae, sino el que cayendo muchas veces, se sabe levantar y seguir en pos de Cristo.

No es el camino de los egoístas que sólo miran por sí mismos, sino de los generosos que oran por todo, por todos y por cada uno, que todo lo arriesgan por el Reino de los Cielos, gastándose y desgastándose por Cristo en Santidad, Perfección, Cruz y sufrimientos.

No es el camino de los conformistas, satisfechos y perfectos en la virtud, sino de los que aspiran a ser mejores cada día con la Gracia de Dios

No es el camino de los desilusionados, aburridos, tristes, sino de aquellos que han sentido la exigencia del Santo Evangelio: “Y dejándolo todo se fueron con Él” y se dedican a buscar la Gloria de Dios y a vivir las Bienaventuranzas, para poseer el Tesoro escondido: La Divina Voluntad, y tener el coraje de ir contra corriente.

La vida consagrada es…
Es para los que se vencen victoriosamente a sí mismos y se incorporan en las filas de los valientes y esforzados “El que persevere hasta el fin, ése se salvará”. (Mt 10,22).
Es el más grande, sublime, feliz, benéfico y seguro de los estados para la Iglesia y el mundo entero. (Por: Comunidad contemplativa Hijas del Padre Divino).


baner misa dominical

virgen de la puerta

Arzobispado de Trujillo

Trujillo fue elevada a la categoría de Arquidiócesis por el Papa Pío XII, el 23 de mayo de 1943.

Actualmente la jurisdicción de la Arquidiócesis de Trujillo abarca las provincias de Pacasmayo, Otuzco, Santiago de Chuco, Julcán, Ascope, Virú, Gran Chimú, Chepén y Trujillo, en el Departamento de La Libertad.

 


Contactoescudo OK

Arzobispado de Trujillo
Sede Central:
Jr. Mariscal De Orbegoso 451 -
Apartado 42, Trujillo - PERÚ
Teléfonos: (044) 231474 / 201961 / 256812 -
Fax: (044) 231473
prensa@arzobispadodetrujillo.org

 

2013 - Arzobispado de Trujillo - Todos los derechos reservados. Desarrollado por: CECOPROS