facebook twitter icon youtube256

"El día que nuestros hijos deciden ser seminaristas"

abridora 1Con ocasión de la Jornada Mundial de Oración por las Vocaciones, les compartimos una entrevista hecha a los padres de un seminarista. Ellos son Alfonso y Zaira, una pareja de esposos que un día recibieron la gran noticia: su hijo decidió ir al seminario. 

¿Qué sienten al ver a Alejandro en el seminario?


Mamá. Me siento muy alegre. Alejandro a veces trae a casa a sus hermanos del seminario y yo los trato como a mis hijos. La otra vez le comenté a mi esposo que, en ellos, se siente mucho la fraternidad, la amistad y el cariño. Aquí las puertas estarán siempre abiertas para los ellos.
Papá. Bueno, yo me siento muy alegre y muy emocionado porque creo que por este camino mi hijo va a poder ayudar mucho y va predicar la palabra de Dios.


¿Cómo recuerdan el momento cuando él decide ir al Seminario?


Mamá. Feliz, muy feliz. Yo sé que es una bendición de Dios, y que haya sido escogido por Dios es algo muy especial. Dios no escoge a todos, y que uno de ellos haya sido mi hijo, me siento bendecida. Saben, Alejandro nos dio esta noticia ya cuando tenía 3 años. Lo dijo en broma, una vez, cuando le preguntaron ¿Qué quería ser cuando sea grande? Él contestó “Padre”, pero aclaró que se refería al padre que celebra las misas. Desde entonces, su orientación siempre estuvo al sacerdocio. Adelantó, por ejemplo, de un año su Primera Comunión, luego en el colegio formó su grupo de acólitos. Siempre estuvo pendiente y participativo de los actos religiosos. Por eso, yo siempre tuve la idea que mi hijo seguiría este camino.


Papá. Yo no estaba preparado, porque cuando él estaba en cuarto de secundaria me comentó que quería estudiar derecho. Para mí fue un poco doloroso y complicado, porque ya estaba seguro que él quería estudiar esa carrera, pero fue a un retiro en el seminario y a su regreso nos dijo que Dios lo estaba llamando, que se sentía “vacío” y que quería servir a Dios.

¿Cómo sienten de verlo, ahora, que consolida su vocación?


Mamá. Me siento como si yo hubiera sido elegida “presidenta de la república”, es que en realidad hay que tener mucha valentía, mucho coraje porque no solamente dejas lo material, sino dejas la familia. Muchos vienen de otros sitios, por ejemplo, un compañero de Alejandro es de la selva y no ve a su familia varios meses. Yo sé que el Señor los llena de bendiciones porque no todos deciden dejarlo todo por Cristo.


Papá. Yo creo que este camino es de valientes porque dejas todas las vanidades, las fiestas y tantas otras cosas. Me siento muy feliz al ver que él continúa por el camino del bien.


¿Qué mensaje les darían a los papás que tienen un hijo con inquietud vocacional?


Mamá. Que los apoyen en esta hermosa vocación, si es posible hasta buscando información sobre este camino. A veces los padres lo ven como fuera de lo normal, porque dicen que “no son tan pegados a la religión”, es ilógico. A los padres les decimos: ¡apoyen a sus hijos, Dios sabe a quién escoge!


Papá. Debemos darles la fuerza necesaria para que ellos sigan a Dios. Seguir a Dios es de valientes, es buscar algo y enseñar algo. Padre de familia, a tus hijos permítelos seguir a Cristo, hagamos que en este mundo haya más sacerdotes, personas que nos ayuden a alcanzar la paz, la felicidad y el Reino de los Cielos.


Finalmente, ¿qué les dirían a los jóvenes con las mismas aspiraciones?


Mamá. Que no tengan miedo, que el Señor llama de diferentes maneras, Él puede llamar a través de una canción que escuchas, o mediante un compañero, un retiro, o simplemente durmiendo, pero no tengas miedo, el señor da fortaleza, protege y guía.

Si sienten esa inquietud vocacional, den el paso siguiente y no digan: “no, qué roche”, “qué van a decir mis amigos”, o quizá “no porque mi familia no es muy católica. No lo mires así, porque la vocación es de valientes, es de guerreros que van a ayudar al Señor, que van a dar su vida por Él, que van a dar testimonio de Él y que van a tener esa coraza que es el amor de Dios.


Papá. De mi parte, yo invocaría a los jóvenes a ser valientes. A mi hijo lo siento muy alegre y muy contento, por eso me gustaría que tú joven también busques a Dios, Él está a tu lado y te está esperando.

Por. Edwin Pereda
(Colaborador)


Publicación arquidiocesana

PORTADA EMAUS ABRIL 2015

Seminario Mayor San Carlos y San Marcelo

seminario trujillo

Basílica Catedral

basilica catedral de trujillo

universidad-catolica-de-trujillo

odec trujillo ok

virgen de la puerta

Arzobispado de Trujillo

Trujillo fue elevada a la categoría de Arquidiócesis por el Papa Pío XII, el 23 de mayo de 1943.

Actualmente la jurisdicción de la Arquidiócesis de Trujillo abarca las provincias de Pacasmayo, Otuzco, Santiago de Chuco, Julcán, Ascope, Virú, Gran Chimú, Chepén y Trujillo, en el Departamento de La Libertad.

 

Contactoescudo OK

Arzobispado de Trujillo
Sede Central:
Jr. Mariscal De Orbegoso 451 -
Apartado 42, Trujillo - PERÚ
Teléfonos: (044) 231474 / 201961 / 256812 -
Fax: (044) 231473
prensa@arzobispadodetrujillo.org

 

2013 - Arzobispado de Trujillo - Todos los derechos reservados. Desarrollado por: CECOPROS

INSCRíBETE