facebook twitter icon youtube256

Reflexión del Santo Evangelio / Domingo 17 abril

foto refleReflexión del Santo Evangelio, según San Juan 10, 27-30: “Una sociedad que debe aprender a escuchar la voz de Dios”

Vivimos un tiempo de cambios y asombro; cambios porque el ritmo de la sociedad es acelerado, hay poco espacio y reflexión para asimilar con prudencia y sabiduría lo que nos ofrece el mundo.

 

Son cambios que afectan la vida, el sentir y la fe de aquellos hermanos que promueven y construyen una vida cimentada en valores. Hoy se aprueban leyes que atentan contra la vida y la dignidad de las personas; asombro porque como de costumbre el espíritu del Señor resucitado no deja de asombrar a la Iglesia con su Buena Noticia, invitando a sus fieles a seguir promoviendo los valores que dan sentido a la vida.

El Evangelio de san Juan nos invita a reflexionar en profundidad tres palabras: escuchar, conocer y arrebatar.


Escuchar: Jesús habla con imágenes de la realidad; la oveja es un animal sencillo de campo, es cuidada siempre por el pastor que se preocupa por su bienestar. Las ovejas somos los seres humanos y es el Señor quien vela por el bienestar de cada uno, nos conoce por nuestro nombre; por tanto, es importante escuchar la voz del pastor; escuchar significa que debo poner toda la confianza en aquel que guía y conduce mi vida. En la vida diaria tenemos que aprender a hacer silencio para escuchar; sabio es aquel que escucha y pide consejo, que no hace las cosas por su propia voluntad, sino que aprende a escuchar de la vida lo que es esencial para seguir creciendo; la vida es el Señor Resucitado que habla siempre con fidelidad y confianza. Hoy el Buen Pastor nos invita a caminar juntos como rebaño, como pueblo de Dios, para no descuidarnos por aquella oveja pobre que necesita que la escuchen y la carguen porque está lastimada por su pobreza material y espiritual. No olvidar que los pobres y humildes son los preferidos del Señor.


Conocer: lo primero que hace un buen pastor es conocer a su oveja, sabe cuáles son sus debilidades y fortalezas. Cuando la oveja tiene dificultad para caminar y comer, se detiene para dar el cuidado y las atenciones necesarias, conoce sus necesidades. Como de costumbre el Señor asombra con su presencia, sale al encuentro de quien está necesitado y caído. Muchas veces la opinión de la sociedad actual aleja a la familia de una vida cimentada en valores, sin darse cuenta se hunden en el vacío, la superficialidad y la dispersión; poco a poco se van alejando del rebaño; y como el Señor nos conoce, sale de nuevo a nuestro encuentro para dar sentido y alegría a nuestra vida.


Arrebatar: la fidelidad del pastor es asombrosa, nadie puede arrebatarle una oveja de su rebaño, se ha donado por completo, no permite que nada malo le pase, ante esta entrega generosa de amor la oveja responde con generosidad. Los seres humanos debemos poner nuestros ojos en la fidelidad del Señor, cuando nos dejamos cargar y cuidar no permite que nada malo nos pase, el Señor se convierte en nuestro refugio y fortaleza, invita a su rebaño a caminar juntos para no dejarnos arrebatar por la fuerza del mal

Fr. Edinson Farfán Córdova, OSA
(Colaborador)


Publicación arquidiocesana

PORTADA EMAUS ABRIL 2015

Seminario Mayor San Carlos y San Marcelo

seminario trujillo

Basílica Catedral

basilica catedral de trujillo

universidad-catolica-de-trujillo

odec trujillo ok

virgen de la puerta

Arzobispado de Trujillo

Trujillo fue elevada a la categoría de Arquidiócesis por el Papa Pío XII, el 23 de mayo de 1943.

Actualmente la jurisdicción de la Arquidiócesis de Trujillo abarca las provincias de Pacasmayo, Otuzco, Santiago de Chuco, Julcán, Ascope, Virú, Gran Chimú, Chepén y Trujillo, en el Departamento de La Libertad.

 


Contactoescudo OK

Arzobispado de Trujillo
Sede Central:
Jr. Mariscal De Orbegoso 451 -
Apartado 42, Trujillo - PERÚ
Teléfonos: (044) 231474 / 201961 / 256812 -
Fax: (044) 231473
prensa@arzobispadodetrujillo.org

 

2013 - Arzobispado de Trujillo - Todos los derechos reservados. Desarrollado por: CECOPROS