facebook twitter icon youtube256

“La práctica de las obras de misericordia corporales”

abridora 2“EN ESTE AÑO JUBILAR LA IGLESIA SE CONVIERTA EN EL ECO DE LA PALABRA DE DIOS QUE RESUENA FUERTE Y DECIDIDA COMO PALABRA Y GESTO DE PERDÓN, DE SOPORTE, DE AYUDA, DE AMOR” (PAPA FRANCISCO).

SI ALGUNO DICE: YO AMO A DIOS, Y ABORRECE A SU HERMANO, ES UN MENTIROSO; PORQUE EL QUE NO AMA A SU HERMANO, A QUIEN HA VISTO, NO PUEDE AMAR A DIOS A QUIEN NO HA VISTO” (1JN 1,20).

Por: Pbro. Nilton Saavedra Falcón
(Colaborador)

El Santo Padre Papa Francisco ha proclamado el año de la Misericordia. Por esta razón tenemos que reflexionar sobre las implicancias que tiene en el creyente las catorce obras de misericordia, pero reflexionaremos sobre las siete primeras (obras de misericordia corporales).
Las siete obras de misericordia corporales son un hermoso catálogo de acciones, o mejor, de sentimientos y actitudes, que hacen efectivo y concreto el precepto del amor fraterno, distintivo de los cristianos.
Se ha comparado el doble mandamiento del amor a los maderos de una cruz. El madero vertical representa nuestro amor a Dios, pues va en sentido hacia arriba, hacia el Cielo. Y el madero horizontal representa el amor a los demás, a los semejantes, a los que están a nuestra altura, pues va en sentido lateral. ¿Cuál de los dos maderos es el primero? ¿Cuál de los dos no puede sostenerse solo? El Amor a Dios es lo que sostiene nuestro amor al prójimo. No puede haber amor al prójimo sin amor a Dios.
Dar de comer al Hambriento
Se refiere a la ayuda que podemos dar en alimento o en dinero a los necesitados. De hecho, en nuestra sociedad hay mucha más gente de la que pensamos que pasa hambre. Más de la quinta parte de los seres humanos sufre problemas graves de desnutrición. Quizá no podamos remediar de golpe el hambre de millones de hermanos, pero sí que podemos colaborar con la parroquia, el comedor de Cáritas, el centro de acogida que conocemos y otras iniciativas similares. Es cuestión de ver a Cristo en ellas y compartir el pan de cada día que Dios nos da.
Dar de beber al sediento
En el mundo, más de mil millones de personas no tienen acceso al agua potable, y más del doble, cerca de dos mil millones y medio, carecen de cuarto de baño y alcantarillado. Deberíamos ser más sobrios con el uso del agua.

Dar posada al Necesitado
En la antigüedad el dar posada a los viajeros era un asunto de vida o muerte, por lo complicado y arriesgado de las travesías. No es el caso hoy en día. Pero, aun así, podría tocarnos recibir a alguien en nuestra casa, no por pura hospitalidad de amistad o familia, sino por alguna verdadera necesidad. Y no sabemos a quién ayudamos. Algunos han ayudado a Ángeles bajo formas humanas: A Abraham y Lot les sucedió esto.
Vestir al desnudo
Esta obra de misericordia se nos facilita con las recolecciones de ropa que se hacen en Parroquias y otros centros de recolección. Recordar que, aunque demos ropa usada, no es dar lo que está ya como para tirar o para convertir en trapos de limpieza. En esto también podemos dar de lo que nos sobra o ya no nos sirve, pero también podemos dar de lo que aún es útil. En nuestra Arquidiócesis hay muchas parroquias que junta ropa y envían a los hermanos más necesitados de la sierra.
Visitar al enfermo
No se trata de visitas sociales, por cumplir. Se trata de una verdadera atención a los enfermos y ancianos, tanto en cuidado físico, como en compañía. Y la atención más importante en casos de vejez y enfermedades graves es la atención a nuestros familiares.
Socorrer a los presos
Esto implica visitar a los presos y darles ayuda material y muy especialmente, asistencia espiritual (para ayudarlos a enmendarse y ser personas útiles y de bien, cuando terminen el tiempo asignado por la justicia).
La arquidiócesis de Trujillo por medio de la pastoral carcelaria tiene experiencias positivas en este campo de la evangelización.
Enterrar a los muertos
El más famoso muerto enterrado y en una tumba que no era propia fue el mismo Jesucristo. José de Arimatea facilitó una tumba de su propiedad para el Señor.
Esto de enterrar a los muertos parece un mandato superfluo, porque todos son enterrados. Pero en tiempo de guerra, puede ser un mandato muy exigente. En Venezuela hay la foto que dio vuelta al mundo, pues ganó un Premio Pulitzer, de un Sacerdote, bien identificado con sotana, en medio de un tiroteo en Puerto Cabello en los años 60, sosteniendo un soldado casi muerto.
El Papa Francisco termina la Bula Misericordia vultus invitándonos: “En este Año Jubilar la Iglesia se convierta en el eco de la Palabra de Dios que resuena fuerte y decidida como palabra y gesto de perdón, de soporte, de ayuda, de amor. Nunca se canse de ofrecer misericordia y sea siempre paciente en el confortar y perdonar. La Iglesia se haga voz de cada hombre y mujer y repita con confianza y sin descanso: Acuérdate, Señor, de tu misericordia y de tu amor; que son eternos”.
La dimensión práctica de la fe son Las Obras de Misericordia, la Iglesia invita que seamos íntegros con nuestra fe la ortodoxía, pero también nos llama a ser coherentes ortopraxis..


Publicación arquidiocesana

PORTADA EMAUS ABRIL 2015

Seminario Mayor San Carlos y San Marcelo

seminario trujillo

Basílica Catedral

basilica catedral de trujillo

universidad-catolica-de-trujillo

odec trujillo ok

virgen de la puerta

Arzobispado de Trujillo

Trujillo fue elevada a la categoría de Arquidiócesis por el Papa Pío XII, el 23 de mayo de 1943.

Actualmente la jurisdicción de la Arquidiócesis de Trujillo abarca las provincias de Pacasmayo, Otuzco, Santiago de Chuco, Julcán, Ascope, Virú, Gran Chimú, Chepén y Trujillo, en el Departamento de La Libertad.

 


Contactoescudo OK

Arzobispado de Trujillo
Sede Central:
Jr. Mariscal De Orbegoso 451 -
Apartado 42, Trujillo - PERÚ
Teléfonos: (044) 231474 / 201961 / 256812 -
Fax: (044) 231473
prensa@arzobispadodetrujillo.org

 

2013 - Arzobispado de Trujillo - Todos los derechos reservados. Desarrollado por: CECOPROS