facebook twitter icon youtube256

Nueva evangelización

nueva evangelización(Por: P. José María Lera, SJ) Estamos oyendo con frecuencia esta palabra. La pronunció por primera vez el Papa Juan Pablo II con motivo del V Centenario de la Evangelización de América en 1992. “Nueva en su método, en su ardor y en sus expresiones”, decía. Y ahora viene la pregunta: ¿Nueva, sólo en eso?

En un libro de teología, el cardenal W. Kasper habla, siguiendo el Concilio Vaticano II, del ateísmo moderno. Y la pregunta viene de nuevo: ¿qué es eso de ateísmo moderno? Porque el ateísmo de nuestros tiempos, según el Concilio Vaticano II, “es uno de los fenómenos más graves de nuestro tiempo” (GS 19).

Esto se escribió en 1965. En el tercer milenio en que estamos se habla de “post-cristianismo”. Es decir, entre otras cosas porque este “ateísmo” ha sido originado fundamentalmente por el cristianismo.

Este ateísmo ha asumido diversas formas: “Vivir como si Dios no existiera” o ateísmo práctico (Grotius); ateísmo teórico, que proclama que “no necesito la hipótesis de Dios” (Voltaire, Laplace); ateísmo postulatorio, que denuncia al “Dios que aliena al hombre” (Feuerbach y Marx); y el ateísmo moderno cuyo gran profeta fueron Nietzsche y muchos post-cristianos.

La nueva evangelización deberá anunciar la Buena Nueva del Reino de Dios, pero si ha de ser NUEVA deberá tener en cuenta esta realidad post-cristiana que, desde Europa, se va extendiendo por todo el mundo. Deberá estudiar esta nueva realidad del ateísmo, caer en la cuenta mejor de qué es y qué no es la Evangelización, y descubrir las rendijas por donde introducirse, como hizo por ejemplo el teólogo K. Rahner con el agnosticismo de Kant.

¿Rendijas? Oigamos a uno de los profetas de este post-cristianismo o ateísmo moder-no, L. Wittgenstein: “Lo que se puede decir, se puede decir con claridad; y sobre lo que no se puede hablar (con claridad), es preciso callar”. Esto lo escribe en el prólogo.

Sin embargo, el mismo Wittgenstein, al final de su libro, llega a esta conclusión: “Tenemos la impresión de que, aún después de dar respuesta a todas las cuestiones cientí-ficas posibles, hemos dejado intactos nuestros problemas vitales (…) Lo inexpresable, en cualquier caso, está ahí y se manifiesta en lo místico”.

Indagar en lo “místico”, en la experiencia de Dios, es la condición previa para esta Nueva Evangelización que se está imponiendo en todo el mundo. (Publicado en Emaús, enero 2014)

 


Publicación arquidiocesana

PORTADA EMAUS ABRIL 2015

Seminario Mayor San Carlos y San Marcelo

seminario trujillo

Basílica Catedral

basilica catedral de trujillo

universidad-catolica-de-trujillo

odec trujillo ok

virgen de la puerta

Arzobispado de Trujillo

Trujillo fue elevada a la categoría de Arquidiócesis por el Papa Pío XII, el 23 de mayo de 1943.

Actualmente la jurisdicción de la Arquidiócesis de Trujillo abarca las provincias de Pacasmayo, Otuzco, Santiago de Chuco, Julcán, Ascope, Virú, Gran Chimú, Chepén y Trujillo, en el Departamento de La Libertad.

 

Contactoescudo OK

Arzobispado de Trujillo
Sede Central:
Jr. Mariscal De Orbegoso 451 -
Apartado 42, Trujillo - PERÚ
Teléfonos: (044) 231474 / 201961 / 256812 -
Fax: (044) 231473
prensa@arzobispadodetrujillo.org

 

2013 - Arzobispado de Trujillo - Todos los derechos reservados. Desarrollado por: CECOPROS

INSCRíBETE