facebook twitter icon youtube256

16 de julio: Fiesta de la Virgen del Carmen

virgen del carmenCada 16 de Julio celebramos a la Virgen María en su advocación de Nuestra Señora del Carmen. ¡Qué fiesta tan hermosa! Los hijos nos reunimos en torno a la Madre para venerarla, admirarla, contemplarla e imitarla en su generosidad a los Planes de Dios en favor de todos los hombres.

Por eso en muchos países, ciudades y pueblos en este día, rodeando la imagen de la Virgen del Carmen, rezando y alabándola, se le venera cantando:


“Es la Virgen del Carmelo
la que más altares tiene;
su Sagrado Escapulario
no hay pecho que no lo lleve”.


La devoción del Carmen es una de las más populares de la Virgen. En cada capilla y en cada hogar católico, hay alguna imagen o estampa de la Virgen del Carmen.

La advocación del Carmen viene del Monte Carmelo. El Carmelo ha sido siempre un monte sagrado. En el siglo IX antes de Cristo, Elías lo convirtió en el refugio de la fidelidad al Dios único y en el lugar de los encuentros entre el Señor y su pueblo (1R 18,39). Por eso la Orden del Carmen se ha puesto bajo el patrocinio de la Virgen del Carmen. San Juan de la Cruz convertirá el Monte Carmelo en el signo del camino hacia Dios.

En la Sagrada Escritura (1R 41-47), se nos habla del fin de la sequía. El cielo estaba cerrado hacía más de tres años; no llovía ni una gota. Fue entonces cuando Elías manda a su criado para que se asomara a ver si veía signos de lluvia. Fue a la séptima vez que el criado dijo: “Hay una nube como la palma de un hombre, que sube del mar”. Y la lluvia fue abundante. En esta historia bíblica el pueblo cristiano ve a la Virgen. Los Carmelitas han difundido esta devoción de la Virgen del Carmen.

Los monjes que habitaban el Monte Carmelo se lanzaron por Europa a principios del siglo XIII. En medio de las persecuciones de que fueron objeto, san Simón Stock pidió la protección de María.

En respuesta a su oración, el 16 de julio de 1251 se le apareció la Virgen y le dio el escapulario para la Orden con la siguiente promesa: "Este debe ser un signo y privilegio para ti y para todos los Carmelitas: quien muera con el escapulario no sufrirá el fuego eterno".

Desde entonces, el escapulario del Carmen se lleva en millones de pechos cristianos. Ese escapulario bendito es signo de protección de la Virgen María para todos los que lo llevan y lo besan con amor. Es signo de nuestra entrega al amor de la Virgen, a la que nos confiamos con amor de hijos. Es signo de consagración al Corazón de nuestra Madre celestial.

Quien lleva el escapulario ha de comportarse como hijo de María. El escapulario no es un amuleto, algo mágico. Kilian Lynch, antiguo general de la Orden, dice: "No lleguemos a la conclusión de que el escapulario está dotado de alguna clase de poder sobrenatural que nos salvará a pesar a pesar de lo que hagamos o de cuanto pequemos... Una voluntad pecadora y perversa puede derrotar la omnipotencia suplicante de la Madre de la Misericordia."

El primer escapulario debe ser bendecido e impuesto por un sacerdote con estas palabras: "Recibe este escapulario bendito y pide a la Virgen Santísima que, por sus méritos, lo lleves sin ninguna mancha de pecado y que te proteja de todo mal y te lleve a la vida eterna".

En 1910, a petición de los misioneros en los países del trópico, donde los escapularios de tela se deterioran pronto, el Papa Pío X declaró que una persona que ha recibido el escapulario de tela puede llevar la medalla-escapulario en su lugar, si tiene razones legítimas para sustituirlo. El escapulario es un signo de amor que ha de ser llevado con dignidad, como un fiel discípulo de Jesús e hijo de María. (P. Francisco Javier Ramos - Publicado en Emaús).


Publicación arquidiocesana

PORTADA EMAUS ABRIL 2015

Seminario Mayor San Carlos y San Marcelo

seminario trujillo

Basílica Catedral

basilica catedral de trujillo

universidad-catolica-de-trujillo

odec trujillo ok

virgen de la puerta

Arzobispado de Trujillo

Trujillo fue elevada a la categoría de Arquidiócesis por el Papa Pío XII, el 23 de mayo de 1943.

Actualmente la jurisdicción de la Arquidiócesis de Trujillo abarca las provincias de Pacasmayo, Otuzco, Santiago de Chuco, Julcán, Ascope, Virú, Gran Chimú, Chepén y Trujillo, en el Departamento de La Libertad.

 

Contactoescudo OK

Arzobispado de Trujillo
Sede Central:
Jr. Mariscal De Orbegoso 451 -
Apartado 42, Trujillo - PERÚ
Teléfonos: (044) 231474 / 201961 / 256812 -
Fax: (044) 231473
prensa@arzobispadodetrujillo.org

 

2013 - Arzobispado de Trujillo - Todos los derechos reservados. Desarrollado por: CECOPROS

INSCRíBETE